Noticias

Aprueban explotar mina de oro en San Juan

Lunes, 22 Enero 2018
El ministerio de Energía y Minas aprobó la concesión para la explotación de la mina de oro en Hondo Valle, ubicada en la Cordillera Central, al norte de la provincia de San Juan. Se trata de la primera explotación minera de oro subterránea que se realizará en la República Dominicana. La compañía a la que se le aprobó la exploración y explotación de la mina lleva por nombre Gold Quest. El ministro de Energía, Antonio Isa Conde, manifestó que mediante una declaración jurada la empresa se comprometió a otorgar al Estado más de 40% de los beneficios, de los cuáles 5% será destinados al municipio de San Juan. “El Estado recibiría US$224 MM durante vida útil de la mina, de  años. Es decir, la empresa otorgará US$52 millones por encima de lo que tendría que pagar en base a ley. El valor de mina de Romero se estima en US$561 MM a los precios actuales de metales”, escribió Isa Conde. Aclaró que aunque los permisos de concesión ya están otorgados, la minería no podrá iniciar las operaciones hasta obtener la licencia medioambiental.  Estado recibiría US$224 MM durante vida útil de la mina, de 7 años. Es decir, la empresa otorgará US$52 millones por encima de lo que tendría que pagar en base a ley. El valor de mina de Romero se estima en US$561 MM a los precios actuales de metales https://t.co/K0XJuJXtCI — Antonio Isa Conde (@tonyisaconde) January 22, 2018 Link original de la noticia: https://www.listindiario.com/economia/2018/01/22/499663/aprueban-explotar-mina-de-oro-en-san-juan

Designación de nueva consultora Jurídica de la DGM

Lunes, 01 Enero 2018
Nos complace anunciar la designación de la Licenciada Airlin Nerio Rosario,  como Encargada del Departamento Jurídico,  a partir del 1 de enero del 2018.  En sus nuevas funciones la Lic. Nerio será responsable de asesorar en materia legal a la Dirección General y a las  demás áreas  de nuestra institución,  a los  fines  de que sus actuaciones se desarrollen de acuerdo a la legislación minera y a otras normativas jurídicas vigentes. Igualmente, entre sus funciones se incluye el recomendar las medidas legales necesarias para asegurar el buen funcionamiento jurídico de la institución.   La Lic. Nerio Rosario es Licenciada en Derecho, egresada en 2011  de la Pontificia Universidad Católica Madre Y Maestra (PCUMM). Ha realizado estudios de postgrado, obteniendo la Maestría en Derecho de la Regulación Económica de la PUCMM,  en el  año  el 2014 y  el Master Universitario en Medio Ambiente: Dimensiones Humanas y Socioeconómicas de  la Universidad Complutense de Madrid, España en el 2017. Ingresó en la Dirección General de Minería como Abogada en el año 2013 y previamente había desempeñado funciones de Abogada y Gestora Legal en varias empresas del sector privado. La Lic. Nerio sustituye al Lic. Ramon  Antonio Nuñez, quien optó  por su pensión del Estado.  Agradecemos al Lic. Nuñez la contribución de sus experiencia a esta Dirección General de Minería y le deseamos éxitos en sus nuevas actividades. Les solicito a todos la más alta colaboración de trabajo con la Lic. Nerio Rosario,  a los fines de continuar logrando las metas de nuestra Institución para el desarrollo y fortalecimiento institucional del sector minero de la República Dominicana. Le deseamos mucho éxito a Airlin en sus nuevas responsabilidades.

Experto afirma que minería del siglo XXI debe asumir sus costes ambientales

Martes, 02 Enero 2018
Madrid , 27 dic (EFE) .- La minería del siglo XXI "debe asumir los costos ambientales" derivados de una actividad que la sociedad "pregunta por considerar impactante" aunque "lo verdaderamente impactante es la demanda creciente de minerales por parte de esa misma" "" "sociedad", ha explicado a Efe el geógrafo Juan Requejo.   Este experto y director de la consultoría especializada Asistencias Técnicas Clave cree que existe "una opinión política disociada de la realidad" en la que la minería es criticada por las mismas personas que, al mismo tiempo, "hijo grande consumidoras" de metales. Aviones, automóviles, edificios, electrodomésticos ... inclusivas aleaciones de minerales y metales, ha recordado, y un buen ejemplo de su importancia es la cantidad de materiales de este tipo que incluye algo tan común hoy día como un teléfono inteligente: aluminio, tungsteno , cobre, paladio, niobio, tantalio e incluso oro, plata y platino son algunos de los elementos que forman parte de su composición en distintos porcentajes. "No se puede abandonar la minería porque, desde que se dejó de utilizar los recolectores de los empleados y cada vez con mayores usos", ha insistido en Requejo, "por lo que el defensor que deja de practicar es como el defensor que dejamos de vivir como lo estamos haciendo ". Lo que sí ha sido reconocido este especialista es la minería "en términos generales" es "esencialmente insostenible, en el sentido de que el recurso extraído no puede ser explotado de nuevo", motivo por el cual ha hecho un llamamiento a seguir desarrollándola "de una manera responsable ". En ese sentido, hay que recordar que la ley de minas vigentes en España data de 1973, que lo que "requiere una adaptación a los nuevos tiempos" que permita plantear los escenarios de control de los controles, que las compañías las extractoras asuman los costos "de impacto ambiental como de riesgos sociales y de desarrollo territorial". Esto se consigue con una minería que aplique las mejores técnicas para minimizar el impacto ambiental "y que al mismo tiempo se desarrolle" un nuevo modelo de desarrollo territorial "que" a los 15 o 30 años de vida útil "de una explotación, permita que el territorio disponible de "una estructura de producción y consumo mucho más adaptada a sus necesidades". Además, resulta más útil impulsar los enclaves mineros en los territorios periféricos, donde "los niveles de renta y el empleo son muy bajos", la zona puede tener un modelo económico que permita su autonomía económica ". Combinar la minería con el medio natural, requiere, por su experiencia, la elaboración de estudios sobre hábitats, fauna y flora así como otros de impacto ambiental, la integración ambiental de las plantas energéticas, el desarrollo de medidas compensatorias al impacto en el entorno, la vigilancia ambiental de las obras y el seguimiento ambiental de la explotación. Las actividades mineras se llevan a cabo en ambientes ambientes geológicos singulares, hábitats y poblaciones de fauna y flora singulares, frecuentemente amenazadas, entre las que destacan los quirópteros -murciélagos-cavernícolas y algunas especies de flora endémica. Los últimos adelantos en el estudio sonófico de ultrasonidos para identificación de quirópteros. También es necesario desarrollar estudios urbanísticos e hidrológicos-hidráulicos considerando cinco tipos de capital territorial: natural, construido, humano, social y de imagen. "Ha de existir un equilibrio entre estas cinco dimensiones del capital territorial" para que una actividad minera marítima "calificada de sostenible", ha concluido Requejo. Entre las intervenciones de Asistencias Técnicas Clave a lo largo de los últimos 25 años figuraban los estudios elaborados para las minas de Cobre Las Cruces y de los Frailes (Sevilla), Lomero-Poyatos (Huelva) y Sibelco (Cádiz). EFE Link de la noticia:  http://www.lavanguardia.com/vida/20171227/433905360119/experto-afirma-que-mineria-del-siglo-xxi-debe-asumir-sus-costes-ambientales.html#

Dirección de Minería ofrece visto bueno proyecto oro

Miércoles, 16 Agosto 2017
La Dirección General de Minería (DGM) favoreció que sea concedida la licencia de explotación para el proyecto de oro y cobre El Romero ubicado en la provincia San Juan, informó su titular ingeniero Alexander Medina, quien aseguró con vehemencia que esa iniciativa tiene garantías de seguridad ambiental y de no afectación al agua de esa región agrícola.Sin embargo explicó que aunque la DGM hizo su recomendación técnica, la decisión definitiva para aprobar el proyecto la tiene el órgano superior que es el Ministerio de Energía y Minas (MEM) con el aval previo del presidente de la República. Medina explicó que en caso de ser otorgado el permiso de explotación, faltará la licencia ambiental que otorga el Ministerio de Medio Ambiente.Recordó que el ministro Antonio Isa Conde ha declarado que el MEM se tomará su tiempo para evaluar esa concesión por 75 años y tendrá en consideración los mejores intereses del país. Detalló que la propuesta de la empresa minera Goldquest indica que no usará agua del río San Juan, sino de la lluvia la cual captará en una laguna con capacidad suficiente para abastecer la planta en época de sequía.Además que en el proceso de extracción no se usarán químicos porque se hará mediante metalurgia en base aceite de pino. El concentrado que saldrá de una molienda será exportado al extranjero para la separación de los minerales. Atribuyó al desconocimiento las oposiciones al proyecto, al garantizar que las autoridades no aprobarán una explotación que atente contra el agua del valle de San Juan. “Es una manera sostenible y ambientalmente favorable de utilizar el recurso agua. Nosotros en la Dirección General de Minería jamás daríamos nuestra recomendación a una propuesta de procesamiento que implique sacar agua del río o verter agua en el río porque sabemos que aguas abajo está la presa de Sabaneta que es una presa de irrigación agrícola”, dijo Medina. Al respecto, Miguel Díaz, presidente de la Sociedad Dominicana de Geología, señaló que los bancos no financian proyectos que no sean ambientalmente sostenibles, lo que es otra una garantía para las comunidades. De su lado, el ingeniero Santiago Muñoz, director de Servicio Geológico Nacional (SGN), señaló que la mineralización en la zona de San Juan está debajo de los 300 metros, por ende cualquier explotación debe ser subterránea. Indicó que la cuenca del Yaque del Sur es inmensa y tiene varias subcuencas, tras descartar que se vaya a contaminar toda la cuenca con la explotación minera. “Muchas veces la desinformación contribuye a crear muchas cosas que no deben ser, se requiere base de información científica”, apuntó. Odalis Mejíao.mejia[@]hoy.com.do Link de la noticia: http://hoy.com.do/direccion-de-mineria-ofrece-visto-bueno-proyecto-oro/

Resultados finales del proceso de votación del CEP 2017 de la DGM

Lunes, 14 Agosto 2017
En cumplimiento al Decreto No. 143-17 de fecha 26 de abril de 2017 y asumiendo el compromiso de promover una conducta de ética e incrementar el grado de la transparencia dentro de la Administración Pública, en fecha 10 de agosto de 2017 a las 9:00 am, se dio apertura al proceso de votación para la elección de los miembros que conformaran el Comité de Ética Pública de la Dirección General de Minería.  Para tales fines, se creó una Comisión Electoral, quienes tuvieron a su cargo coordinar el proceso de votación de los candidatos de la Comisión de Ética Pública(CEP) de la Dirección General de Minería en apego al Reglamento e Instructivo para la conformación y Funcionamiento de las Comisiones de Éticas Publicas, No. DIGEIG-04/2017. Conjuntamente, contamos con un representante de la Dirección General de Ética e Integridad Gubernamental (DIGEIG), quien aseguró la transparencia y organización del proceso de votación del Comité de Ética Pública celebrado en las instalaciones de nuestra institución.   El objetivo de esta Comisión de Ética Pública será fomentar el correcto proceder de los servidores públicos de la Dirección General de Minería, promover su apego a la ética y asesorar en la toma de decisiones que contribuyan a crear un ambiente de integridad, transparencia y rendición de cuentas oportuna a la ciudadanía.   En cumplimiento al cronograma enviado por la Dirección General de Ética e Integridad Gubernamental, al Decreto No.  143-17 y agotado el plazo para presentar quejas sobre los resultados de las elecciones por parte de los candidatos , les hacemos de formal conocimiento los resultados del proceso de votación para elegir los miembros del Comité de Ética Pública de la Dirección General de Minería. A saber:

Impuestos mineros impulsan tributación en primer semestre

Miércoles, 02 Agosto 2017
SANTO DOMINGO. Desde hacía nueve años, la administración tributaria no lograba cumplir con la meta de recaudación en el primer semestre, pero este año el impulso de las utilidades mineras lo permitió. La Dirección General de Impuestos Internos (DGII) registró que la tributación estuvo por los RD$201,670.58 millones para la primera mitad del año, lo que significó un cumplimiento de 102.3% con respecto a los RD$197,071.25 millones esperados por las autoridades. El cobro de impuestos aplicados a los ingresos tuvo resultados mixtos: se cumplieron las expectativas en la tributación a las rentas de las empresas, pero no en las de las de las personas. La recaudación de impuestos sobre la renta de las compañías y corporaciones llegó a RD$41,392.22 millones en el primer semestre, con un cumplimiento de 119.8% de la meta. El mejor desempeño fue el del impuesto a las utilidades mineras, con RD$7,104.3 millones tributados, lo que representó un cumplimiento de 429.7%, de acuerdo a los datos de la DGII. La renta a las personas generó recursos por RD$23,012.4 millones, 96% de lo estimado. Por su parte, para el primer semestre no se cubrió la meta por concepto de tributos al consumo. De los RD$103,107.5 millones que se estimaban, se recaudaron RD$98,224.1 millones. La falla estuvo en la baja tributación del ITBIS, que cerró en RD$47,406.17 millones en ese periodo, 88.9% de la meta establecida. Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. document.getElementById('cloak9875eb771b382bbf65b446de2804de4b').innerHTML = ''; var prefix = 'ma' + 'il' + 'to'; var path = 'hr' + 'ef' + '='; var addy9875eb771b382bbf65b446de2804de4b = 'stejero' + '@'; addy9875eb771b382bbf65b446de2804de4b = addy9875eb771b382bbf65b446de2804de4b + 'diariolibre' + '.' + 'com'; var addy_text9875eb771b382bbf65b446de2804de4b = 'stejero' + '@' + 'diariolibre' + '.' + 'com';document.getElementById('cloak9875eb771b382bbf65b446de2804de4b').innerHTML += ''+addy_text9875eb771b382bbf65b446de2804de4b+''; Link de la noticia: https://www.diariolibre.com/economia/impuestos-mineros-impulsan-tributacion-en-primer-semestre-FK7783241

Explotación de minas y canteras paga en impuestos un 13.65%

Miércoles, 26 Julio 2017
La explotación de minas y canteras paga en impuestos un 13.65% de sus ingresos brutos del sector económico según la declaración de la DGII en el año 2016 La explotación de minas y canteras es el sector económico que más aporta al fisco de sus ingresos brutos según estadísticas de la DGII para el año 2016, reportando pagos del 13.65 % del total de sus ingresos, seguido por el sector de comunicaciones que aportó 3.86% y el sector de transporte y almacenamiento que aportó un 3.78%, según un artículo publicado por el economista Andrés Dauhajre en el periódico El Caribe el pasado 24 de julio 2017.   El economista Dauhajre, en su artículo ¨El Calvo dio en el Clavo¨ escribe: ¨Cuando se observa el impuesto sobre la renta efectivamente pagado por las empresas como porcentaje de los ingresos brutos, encontramos algunos sectores que tributan por encima del 2% de los ingresos brutos, principalmente aquellos con fuerte presencia de inversión extranjera (minería, comunicaciones, aeropuertos, energía, bebidas, cemento, productos farmacéuticos) y regulados (financiero y energía).  Como se puede apreciar en la gráfica adjunta los impuestos generados por la minería, como sector económico, son muy relevantes. El Director General de Minería, Alexander Medina Herasme, destacó la importancia que tiene la minería en la recaudación de impuestos del país y en la economía nacional.      

Ve minería debe ser actividad sostenible

Jueves, 22 Junio 2017
La actividad de la minería o industria extractiva está compelida a adoptar nuevos esquemas basados en la sostenibilidad ambiental, social y económica del entorno en el que opera, afirmó hoy el ministro de Energía y Minas. Antonio Isa Conde hizo el planteamiento en la apertura esta mañana del Congreso Internacional Agua y Minería, Alianza por la Sostenibilidad, con el auspicio de la Cámara Minera y Petrolera (Camipe).“Minería y ambiente, minería y transparencia, minería y bienestar social y económico no tienen que ser categorías disociadas”, dijo Isa Conde. Planteó la necesidad de que los actores del sector extractivo, tanto reguladores como regulados, se acojan a las mejores prácticas, como las establecidas en la Iniciativa para la Transparencia de la Industria Extractiva (EITI). “Hoy es difícil hablar de industria extractiva sin mencionar el tema de sostenibilidad. En cualquier congreso o reunión internacional que se produzca en cualquier parte del mundo, en los que se hable de la industria extractiva o de la minería, la palabra sostenibilidad se convierte en un apellido”, sostuvo el ministro. El ministro afirmó que la sostenibilidad es más que protección del medioambiente, pues también abarca un conjunto buenas prácticas que dan solidez y sentido de permanencia a las empresas e instituciones. En el Congreso Internacional de Agua y Minería de Camipe se realizaron exposiciones sobre la minería y la sostenibilidad, los avances del programa de responsabilidad social del MEM, Cultivando Agua Buena; el proyecto de ley de aguas; la huella hídrica en la industria; experiencias en el uso de agua de mar en la industria minera; la responsabilidad social y las buenas prácticas en minería, entre otros temas. UN APUNTE Congreso Discutirá temas como los avances del programa de responsabilidad social del MEM, Cultivando Agua Buena; el proyecto de ley de aguasy la huella hídrica en la industria y uso de agua de mar en minería. Emilio Ortizeconomia[@]elnacional.com.do Link de la noticia: http://elnacional.com.do/ve-mineria-debe-ser-actividad-sostenible/

Algunas fundidoras de níquel en Indonesia cesan sus operaciones debido a la caída de los precios.

Lunes, 19 Junio 2017
Cerca de una docena de fundiciones de níquel de nueva construcción en Indonesia han detenido las operaciones debido a una caída en los precios del níquel, mientras que otras están operando con pérdidas, dijo el lunes un ejecutivo de la asociación de la industria. Trece fundiciones con una capacidad combinada de 750,000 toneladas de hierro fundido de níquel al año "se vieron obligadas a dejar de operar" debido a que los precios del níquel llegaron a unos 8,000 dólares la tonelada, dijo Jonatan Handojo, vicepresidente de la Asociación Indonesia de Fundidores, Los propietarios de las fundiciones. El níquel de tres meses tocó un mínimo de un año de $ 8,680 por tonelada en la Bolsa de Metales de Londres la semana pasada y ha caído más del 10 por ciento en lo que va del año. El metal se cotizaba a 8,975 dólares por tonelada el lunes a las 0800 GMT. Hay otras 12 fundiciones de níquel en Indonesia que han podido continuar produciendo, pero han sufrido pérdidas, agregó Handojo. Indonesia promulgó una política en 2014 restringiendo las exportaciones de mineral de níquel que fomentaron la construcción de nuevas fundiciones. Ese año, los precios del níquel alcanzaron un récord de 21,625 dólares la tonelada. El país revirtió esas reglas a principios de este año, permitiendo la exportación de mineral de níquel y bauxita bajo ciertas condiciones. La minera indonesia Aneka Tambang reanudó las exportaciones de mineral de níquel el mes pasado. Los precios del níquel refinado han sido presionados por las expectativas de más suministro de mineral de níquel de Filipinas e Indonesia. La producción de mineral de níquel en Filipinas, el principal proveedor mundial, cayó un 51 por ciento en el primer trimestre debido a las lluvias y la suspensión de las operaciones mineras de la ex ministra de Medio Ambiente, Regina López. Pero López fue derrocado en mayo por un panel de legisladores y la elección del presidente Rodrige Duterte para su reemplazo fue una bienvenida por los mineros. El ministro de Finanzas del país, Carlos Domínguez, prometió a los inversionistas que no habría más suspensiones arbitrarias de las operaciones mineras. (Reporte de Wilda Asmarini, Escritura de Gayatri Suroyo y Edición de Christian Schmollinger)   Link de la noticia (en ingles): http://www.reuters.com/article/indonesia-mining-idUSL3N1JG2UA 

Producción de níquel crecerá por primera vez desde 2013

Lunes, 19 Junio 2017
Si las predicciones de BMI Research son correctas, los precios se mantienen a niveles dolorosamente bajos durante años.Escoria que golpea ligeramente en la fundición del níquel de Sudbury de Glencore. (Imagen: Glencore.) La producción mundial de níquel saldrá de territorio negativo este año por primera vez desde 2013, impulsada por la moderación de la prohibición de exportación de Indonesia, según un nuevo informe publicado el lunes. Junto con Indonesia, Canadá y Australia liderarán las tasas de crecimiento de producción hasta el 2021, mientras que los principales mineros del primer productor mundial, Filipinas, se beneficiarán del derrocamiento de la ministra antiminera Gina López del gobierno, dicen analistas de BMI Research. Se espera que la producción mundial de níquel crezca un promedio de 3.4% cada año hasta 2021, dijo el grupo de investigación de Fitch Group en el informe. Sin embargo, las tasas de crecimiento de la producción durante los próximos cinco años seguirán siendo inferiores a las tasas promedio del 5.3% alcanzadas entre 2012 y 2016, dijeron, citando los mayores precios del níquel experimentados antes de la caída de las materias primas como principal motivo. Si bien Filipinas seguirá siendo el mayor productor mundial de níquel en cifras absolutas en los próximos años, su participación mundial en el mercado se reducirá gradualmente a medida que los minerales se agoten y las regulaciones ambientales estrictas obstruyan nuevos proyectos potenciales. Según los analistas, el país con mejor desempeño en términos de crecimiento de la producción de níquel en los próximos cuatro años será Indonesia, gracias a la relajación de la prohibición de exportación, seguido por Canadá y Australia.  Sin embargo, la medida probablemente afectará la inversión en fundiciones locales, con más de una docena de nuevas construcciones ya detenidas en medio de la caída de los precios de los metales y otras instalaciones que operan con pérdidas, dijo Jonatan Handojo, vicepresidente de la Asociación Indonesia de Fundición. Rusia, a su vez, se espera que el crecimiento a la tasa más lenta de los cinco principales productores principales, lo que probablemente hará que caiga de la cuarta a la quinta posición. En diciembre de 2016, Indonesia y Filipinas representaban casi el 30% de la producción mundial de minas. Los precios del níquel cayeron este año a un mínimo de 11 meses de 8,700 dólares por tonelada en la Bolsa de Metales de Londres (LME, por sus siglas en inglés) el mes pasado, debido a la creciente oferta de Indonesia y Filipinas. Si las predicciones de IMC son correctas y se espera que el suministro del ingrediente de acero inoxidable salte, entonces los precios se mantienen a niveles dolorosamente bajos. Goldman Sachs señaló recientemente esta tendencia, luego de rebajar sus previsiones de precios a tres meses, seis meses y doce meses a 9,000 dólares por tonelada, de 12,500 dólares y 11.000 dólares respectivamente. "Ahora esperamos que los precios del níquel continúen operando a niveles muy bajos hasta 2017 y gran parte de 2018 hasta que una respuesta sustancial de la oferta tanto en China como fuera de China erradique nuestro pronóstico excedente de 37,000 toneladas en 2017 y alrededor de 100,000 toneladas en 2018" Escribió en su nota el mes pasado, "Níquel: precios bajos requeridos". Tres meses de níquel tocó un nuevo mínimo de 8,680 dólares por tonelada en la LME la semana pasada y ha caído más del 10% este año. El metal se cotizaba a 8,975 dólares por tonelada el lunes a las 8:00 AM hora local.Link original de la noticia (en ingles): http://www.mining.com/nickel-production-grow-first-time-since-2013-report/

La afanosa búsqueda del oro aluvial

Martes, 20 Junio 2017
SANTO DOMINGO. La incesante búsqueda de oro en suelo isleño empezó luego de que el almirante Cristóbal Colón llegara a La Española, en 1492, y en la actualidad persiste en varios ríos que siguen arrastrando las codiciadas pepitas. En el libro “El oro en la historia dominicana”, el historiador Frank Moya Pons deja constancia, de manera prolija, de la persistencia de quienes han continuado la explotación aluvial, a pesar de que en República Dominicana existe una acreditada extracción industrial del rey de los metales. El autor señala, en el prólogo de la obra, que los españoles descubrieron temprano que los cursos fluviales más ricos en oro nacían en la cordillera Central del territorio isleño. Luego detalla la historia del metal. Casi finalizando su volumen, Moya Pons se pregunta: “Y del oro de aluvión, ¿qué? ¿Se extrae en los mismos lugares en que se hacía antes? La respuesta es positiva”. Agrega que para constatar si esa actividad continúa siendo popular como antaño, decidió visitar varios lugares de los más mencionados en textos históricos para indagar con los lugareños y vio que el lavado de oro es intenso en los arroyos cercanos a La Mina, en Miches; en el río Bao, en las cercanías de Juncalito y Las Placetas; en los arroyos de Los Ramones y Jicomé, en la cordillera Central, y en el cauce alto del río Haina. Además, comprobó que el 26 de junio de 2015 en Miches se vendía el gramo de oro a RD1, 200.00. “Esto quiere decir que, a la tasa de cambio de ese día, el oro de aluvión estaba siendo vendido en su lugar de origen a US$787.00 la onza troy. En esa fecha el precio del oro en el mercado de Londres era de US$1, 172.65” (p.378). Ciertamente la búsqueda de oro ha atravesado siglos y hoy coexiste en el territorio dominicano con la explotación de la gran minería.   Lavadores actuales El pasado jueves 8 de junio, Diario Libre comprobó que decenas de dominicanos, de escasos recursos económicos, se dedican a lavar oro en el río Haina, entrando por Los Montones, en San Cristóbal. En esta zona se concentran entre 60 y 70 personas cada día para buscar los diminutos tesoros entre piedras, lodos y arenas, de 8:00 de la mañana a 3:00 de la tarde, bajo el recio sol. La técnica del lavado del oro aluvial es la misma usada en los tiempos coloniales, descrita con precisión por el cronista Gonzalo Fernández de Oviedo. Juan Acevedo, de 43 años, suele obtener unos RD$1,500 pesos diarios. En una semana, trabajando de lunes a sábado, sus ganancias suelen llegar a cinco o seis mil pesos. Julián Marte Lorenzo aprendió el oficio a los siete años, observando a su padre mover ágilmente la batea. Dice que desempeña el oficio porque no tiene otra cosa que hacer. Vive de esa actividad, y allí en el río se reúne cotidianamente con muchos otros compañeros, entre quienes se percibe un ambiente de colaboración y camaradería. Ana Evangelista, de 60 años, residente en Villa Altagracia, es de las pocas mujeres que “lavan”, y aunque dice que en este 2017 no le ha ido muy bien, porque ha encontrado “poca cosa”, en tiempos recientes obtuvo más dinero y pudo comprar una lavadora eléctrica y una estufa. “Nosotras nos defendemos. No somos como los hombres que tienen mucha fuerza para buscar su oro. Ellos hacen hoyos y mueven piedras”, explica asiendo su batea mientras sale del río. Un señor, solo identificado como “Raúl, del Caobal”, es la persona que diariamente compra las resplandecientes pepitas. Cuando termina la faena, les paga RD$1,500 pesos por gramo, “que son 10 rayas”. La explotación se desarrolla en la informalidad de un pequeño comercio y las autoridades no se interesan por ella. Los lavadores argumentan que no les hacen daño a los cauces, pues las arenas y piedras que remueven se quedan allí. Juan Acevedo, un lavador de oro experimentado, muestra varias pepitas. (Diario Libre/Danelis Sena.) Un antiguo aprovechamiento “Durante más de medio siglo los españoles, con trabajadores indios y africanos, explotaron los placeres auríferos de las Antillas. El aparente agotamiento de los yacimientos y la rápida desaparición de la población aborigen contribuyeron a acelerar la decadencia de la minería aurífera. Esa labor también dejó de ser atractiva por el alto costo de los esclavos”, sostiene Moya Pons (p.10). Posteriormente, en la segunda mitad del siglo XVI, la tarea de sacar oro de los ríos se convirtió en una actividad secundaria. Así, dice el historiador, desapareció la minería como actividad económica central, como fue en los tempranos años de la conquista. No obstante, la noción de las fuentes de oro “seguía intacta” y la idea de que la tierra todavía guardaba “ingentes cantidades de este metal permaneció viva en la imaginación colectiva durante los siglos siguientes” (p.10). Recalca que el lavado de oro fue una de las bases de la economía comunitaria dominicana en determinadas regiones durante los siglos de mayor pobreza de la colonia española de Santo Domingo y buena parte del periodo republicano. Minería artesanal Tanto en el periodo colonial como en la etapa republicana, el lavado de oro de aluvión se ha hecho de manera artesanal, para lo cual se han usado bateas para enjuagar arenas, cascajos y lodos. “Por más de quinientos años esta ha sido una minería practicada de la misma manera en que lo hacían los mineros españoles de finales del siglo XV y principios del XVI, agrega el historiador. A su juicio la extracción de oro en los ríos ha sido muy importante. “Después de haber examinado en detalle la historia de esa actividad durante los siglos XIX y XX, me atrevo a sugerir que el oro que sacaban en sus bateas las campesinas dominicanas funcionó durante décadas como el lubricante principal de la economía local y regional en muchas partes del territorio nacional” (p.11). El autor reproduce varias páginas escritas por el cronista de Indias Gonzalo Fernández de Oviedo, en las que describe cómo se sacaba el oro y las condiciones de trabajo que prevalecían en ríos y minas. El narrador indiano puntualizó: “Estas mujeres o lavadores están asentadas orilla del agua, e tienen las piernas metidas en el agua hasta las rodillas, o cuasi, segund la dispusición del asiento e del agua. E tienen en las manos sendas bateas, asidas por dos asas o puntas que tienen por asideros; y después que en la batea tienen la tierra que se les trae de la mina para lavarla, mueven la batea a balances, tomando agua de la corriente con cierta maña e facilidad e vaivén, que no entra más cantidad de agua que la que el lavador quiere, e con la misma maña e arte, y encontinente que toma el agua, la vacían por otro lado e la echan fuera; e tanta agua sale cuanta entra, sin que falte agua dentro mojando e deshaciendo la tierra” (p.61).   Testimonios de viajeros en siglos XIX y XX Moya Pons relata que el oro obtenido “por los gambusinos criollos lavando las arenas con bateas” circulaba abundantemente en el país y les proveía de un medio de pago que hacía posible la subsistencia. Ofrece el testimonio publicado en 1893 por Frederick Ober, viajero norteamericano, que estuvo en la isla buscando objetos relacionados al descubridor Cristóbal Colón, para exhibirlos en la Exposición Universal de Chicago, realizada en año anterior. Ober contó que en Jánico compró “polvo y hojuelas de oro”. En relación a los pobladores dijo que eran “sumamente perezosos e imprevisores”... “cuando necesitan algo sencillamente corren hacia uno de los ríos y lavan oro suficiente para que les dure un rato y entonces viven de él mientras le dure, repitiendo esta operación la próxima vez que sus necesidades se hagan opresivas” (p.168). En otro libro publicado en 1907, Ober evocó: “...Delante de mí, mientras escribo estas líneas, yacen varios granos de oro de la región del Cibao, los cuales adquirí en Yánico, donde fue erigido el segundo fuerte español hace cuatrocientos años”. Moya Pons además aporta el testimonio de Alpheus Hyatt Verrill, zoólogo de la Universidad de Yale, quien hizo un recorrido por las Antillas y en 1914 difundió unas memorias de sus viajes. Fruto de sus observaciones, escribió “los nativos constantemente obtienen polvo y pepitas”. La mayoría se obtiene accidentalmente mientras pescan camarones o lavan ropa. Se han formado varias compañías para explotar los depósitos de oro y cobre en Santo Domingo [sic] pero como el oro se encuentra en lavaderos y disperso en un área amplia, estas no han tenido éxito” (p. 170). *Fuente: Moya Pons, Frank. “El oro en la historia dominicana”, publicación de la Academia Dominicana de la Historia, Volumen CXI. Editora Amigo del Hogar, Santo Domingo, 2016. Emilia PereyraDiario Libre Link de la noticia: https://www.diariolibre.com/economia/la-afanosa-busqueda-del-oro-aluvial-HN7359584

Las cocineras que son socias del ámbar dominicano

Domingo, 11 Junio 2017
En la pequeña minería del ámbar los trabajadores se asocian e incluyen en el grupo a una persona que les cocina el almuerzo. Generalmente son mujeres, quienes se instalan en cocinas improvisadas en el terreno minero o preparan los alimentos en sus casas para luego hacerlos llegar a los trabajadores. Miriam de los Santos se lamenta de que esa mañana, mientras iba a la mina de ámbar Siete Cañadas, se cayó y se desparramaron las habichuelas que llevaba en una olla. Tuvo que proveerle a los amberos –como se le dice a los mineros– solamente arroz con cerdo para almorzar. Sobre una mesa maltrecha tenía los platos ya servidos que los trabajadores tomaban con sus cuerpos enlodados. A su lado, aun permanecía el fogón encendido, instalado debajo de una caseta de zinc y madera. Ella vive a pocos kilómetros de la mina, en una comunidad rural llamada Loma del Cuatro. Se traslada cada mañana, de lunes a viernes, a donde están los mineros. En una cocina improvisada prepara los alimentos para 23 hombres que pasan gran parte de la jornada laboral debajo de la tierra en El Valle, Hato Mayor, excavando para encontrar ámbar, una resina que data de millones de años, valorada en la industria de la joyería y la artesanía. –Yo trabajaba en otro hoyo– recuerda De los Santos. Los amberos se pasan gran parte de la jornada laboral en el interior de la mina y procuran alimentarse bien. (Diario Libre/Dennis Rivera)  Un minero de El Valle, en Hato Mayor, hace una pausa para almorzar. (Diario Libre/Dennis Rivera) Ámbar extraído de una mina en El Valle, Hato Mayor. (Diario Libre/Dennis Rivera)   Ella lleva casi dos años cocinado a los hambrientos amberos, quienes la incluyen como socia de las ganancias que obtienen. –Uno consigue a veces. Si hallan ámbar cobro y si no no cobro; la cosa está floja ahora. En otro hoyo yo he conseguido 10 (mil pesos) en un momento– dice. Miriam de los Santos entrega un plato con comida a un minero. (Diario Libre/Dennis Rivera) Soltera, de 23 años, sin hijos, era la única mujer que trabajaba ese día con más de dos docenas de varones. Comienza a las 8:00 de la mañana y termina a la 1:00 de la tarde. Su cocina no es la única de las minas de ámbar. Es un patrón que se repite donde se extrae el material: que una mujer o varias se asocien con los amberos para cocinarles y recibir parte de las ganancias. En 2016, la Dirección General de Minería realizó un censo en El Valle. Se censaron 909 trabajadores en las diferentes cuadrillas que pueden aumentar en 20% para 1,090 mineros artesanales. De estos 48 son mujeres, que representan 4.4%. ***** –Hay que trabajar con la barriga llena– afirma Yina Manzanillo mientras limpia los trastos en que sirvió arroz, habichuelas y carne a nueve amberos. Tenía solo una semana afanando en una improvisada cocina protegida con zinc y pedazos de lona. Llegó desde las Lagunas de Nisibón, una comunidad ubicada a más de 100 kilómetros de distancia, en la provincia La Altagracia. –Vine de visita y, como la amiga mía trabaja para acá también, me dijeron que viniera a cocinar. Me quedaré aquí hasta que termine (la temporada)– dice. Yina Manzanillo en la cocina improvisada instalada en la mina. (Diario Libre/Dennis Rivera) La ganancia es incierta y tiene cuatro hijos que mantener. –¿Cuánto le darán esta semana?– se le interroga. –Buena pregunta– dice y se ríe. –Eso depende, mientras están bajando el hoyo dan 1,000, dan 1,500 pesos– responde a continuación. La pequeña minería del ámbar provee empleo a dominicanos y extranjeros. Edelin Sossoa es esposa de un ambero haitiano y consiguió trabajo como cocinera en un hoyo en el que tenían dos semanas buscando ámbar cuando Diario Libre lo visitó. Ese día la mujer descansaba tras haber servido un moro de habichuelas con cerdo. –Si tocamos 5,000 (pesos), eso mismo le toca a ella, porque ella es socia– dice su esposo. Yina Manzanillo en la cocina improvisada instalada en la mina. (Diario Libre/Dennis Rivera) ***** Las cocineras también están en la zona norte del país, como es el caso de Santiago, otro territorio de explotación de ámbar. Pero en vez de ser en espacios improvisados, las mujeres lo hacen en sus casas por cuestiones de comodidad e higiene. Ese mediodía, Ana Hilario terminaba de recoger la loza sucia que quedaba en su cocina. Hace poco había enviado arroz, habichuelas y berenjena guisada como almuerzo a un grupo de cinco amberos que trabajan en una mina en La Cumbre, propiedad de su esposo y los hermanos de este. Ella tiene cuatro años trabajando en el oficio. Su paga depende de si los mineros encuentran ámbar, por lo que puede pasar hasta meses sin cobrar. –Tú coges el trabajo según ellos produzcan o ganen– dice. Ana Hilario en su cocina, donde prepara almuerzo para los mineros de lunes a viernes. (Diario Libre/Marvin del Cid) Antes de que tuviera la responsabilidad de atender a su hija, Hilario duró casi tres años llevando la comida a la mina, caminando bajo el sol candente del mediodía. –No se me hace difícil porque a mi me gusta cocinar, y no es mala (la comida), es buena– dice mientras se ríe y ofrece un poco al equipo de Diario Libre. ****** Aunque la preparación de los alimentos para los amberos es una ocupación más llamativa para las mujeres, las circunstancias hacen que en algunas minas hombres también se encarguen. –Tengo 40 años y pico cocinando y como minero– dice Fabián de Jesús mientras mueve las habichuelas que hierven en un caldero colocado en un fogón preparado en una caseta de madera construida por su patrono cerca de la mina en La Cumbre. Fabián de Jesús mientras cocina el almuerzo para él y sus compañeros amberos. (Diario Libre/Marvin del Cid) Las cocineras que son socias del ámbar dominicano–¿Por qué una mujer no les prepara el almuerzo?– se le pregunta. –Porque hay que pagarles y nosotros hacemos el mismo trabajo. Yo hago pollo, sancocho, asopao, sopa, todo lo que sea de cocina yo lo sé hacer– dice orgulloso. Este 2017 De Jesús cumplirá 65 años. –¿Cuándo se piensa retirar? –Cuando no pueda más– responde entre risas. Mariela MejíaDiario Libre Link de la noticia: https://www.diariolibre.com/economia/las-cocineras-que-son-socias-del-ambar-dominicano-XY7221707

El precio de sacar ámbar de las entrañas de la tierra

Domingo, 11 Junio 2017
Su formación data de millones de años. Miles se benefician y lo extraen a expensas del peligro. Se quejan del monopolio en un mercado que ha operado sin regulación y en el que el precio ha ido hacia la baja luego del boom de años recientes. Francis Cruz, de 20 años, en el interior de un hoyo minero en Siete Cañadas, Hato Mayor. Un ambero, a quien el equipo de Diario Libre le colocó una cámara en la cabeza para documentar el interior de una mina en La Cumbre. Piedras de ámbar encontradas en un hoyo en la mina Siete Cañadas, en El Valle, Hato Mayor.Francis Cruz, de 20 años, en el interior de un hoyo minero en Siete Cañadas, Hato Mayor.Un ambero, a quien el equipo de Diario Libre le colocó una cámara en la cabeza para documentar el interior de una mina en La Cumbre. Sale de las entrañas de la tierra embarrado de un lodo grisáceo en su cara y pecho descubierto. Delante de sus compañeros, se quita las botas, los pantalones y los pantaloncillos para quedarse desnudo. Así su supervisor confirma que no esconde piezas de ámbar para venderlas por su cuenta. La invasiva revisión la ejecutan en distintas minas de El Valle, en la provincia Hato Mayor, donde los patronos evidencian la desconfianza generada por una alegada competencia desleal en el precio de compra y venta del ámbar, una resina vegetal apreciada para la confección de joyas y elementos decorativos, pero que es riesgoso conseguirla. Los extractores (o amberos, como se les llama) se quejan de que una onza de ámbar azul de primera intermediarios chinos, propietarios de una de las minas más productivas, se las compran entre RD$15,000 y RD$18,000, cuando esa misma muestra puede costar en el mercado local hasta RD$70,000. Ese jueves, 22 amberos (dominicanos y haitianos) subían y bajaban sujetados a una cuerda por un estrecho ducto vertical de 68 pies de profundidad. Para que la tierra no se desplome, sellaron las paredes del túnel con empalizadas. Con linternas amarradas en sus cabezas, sin cascos protectores, se movían agachados en la penumbra del subsuelo, en un espacio de 8 pies de ancho. Se afanaban por encontrar ámbar en uno de los hoyos de Siete Cañadas, la mina de este material más grande y productiva de la formación Yanigua, que corre desde Los Haitises hasta El Cabao y El 20 en la carretera Hato Mayor-El Valle. En este territorio geológico, los mineros de El Valle explotan 40 kilómetros cuadrados en unos 98 pozos, que para 2016 eran fuente de al menos 1,090 empleos directos y 4,033 indirectos.   Francis Cruz buscando ámbar en el interior de un hoyo en Siete Cañadas, Hato Mayor. (Diario Libre/Dennis Rivera) Francis Cruz extiende la mano a un minero que sale de un hoyo en Siete Cañadas, Hato Mayor, auxiliado con un mecanismo de extracción. (Diario Libre/Dennis Rivera) Amberos acondicionan un hoyo para extraer ámbar en Siete Cañadas, Hato Mayor. (Diario Libre/Dennis Rivera) En los años 80 investigadores observaron que había extracción artesanal en El Valle, pero no fue hasta hace unos cuatro años cuando se dinamizó. Había un ir y venir de amberos en la zona debido a un incremento en la demanda, especialmente del mercado chino, donde la mitología le otorgó a esta piedra semipreciosa un carácter mágico y curativo. La alcaldía estima que estaba en cero la tasa de desempleo en el municipio. En esa coyuntura llegaron a El Valle inversionistas chinos que compraron 500 tareas de Siete Cañadas por RD$100 millones. En su búsqueda, empleaban retroexcavadoras. Al menos cinco mineros murieron en 2015 al caerles encima la tierra removida, otros dos quedaron discapacitados por lesiones, recuerda Andrés Escobosa, representante de una asociación local de mineros. Las autoridades del gobierno tuvieron que intervenir y prohibir el uso de las maquinarias.   La minería es considerada un trabajo peligroso. La Organización Internacional del Trabajo indica que aunque solo representa el 1% de la fuerza de trabajo mundial, en esta se da alrededor del 8% de los accidentes mortales en el trabajo. Eso lo sabe Rafael Vásquez pues tiene 20 años de sus 43 de vida buscando ámbar para mantener a cuatro hijos. Se pasó la mañana metido debajo de la tierra. Al mediodía salió para almorzar arroz con cerdo guisado. Vásquez confiesa que, estando allá abajo, ha sentido movimientos telúricos; ha temido pero se queda y sigue excavando. Está acostumbrado. –Uno jalla la comida– dice. –Y cuando encuentra ámbar, ¿cómo se pone? –¡Oh, contento! Con el pasar de los años las técnicas de extracción han mejorado; hay hoyos con bombillos, sistema de ventilación y una planta eléctrica que mueve la cuerda con la que los mineros descienden amarrados. Pero otros no, como uno de 130 pies de profundidad donde la respiración se dificulta. –Uno trabajaba más bruto antes, era a mano que uno trabajaba, la tierra la sacaban... Ya de último la halábamos nosotros mismos, con palos– dice Vásquez. Él no pasó del primer grado escolar. –¿Sabe leer?– se le pregunta. –No sé mucho, me quedé bruto, por eso estoy aquí. Una comunidad de El Valle donde residen amberos. (Diario Libre/Dennis Rivera) En El Valle el dinamismo por el ámbar se disipó. Una posible causa es la desaceleración de la economía china. Ahora los precios se han estabilizado hacia la baja pero la extracción de la resina sigue siendo rentable. Para llegar a Siete Cañadas se recorre un largo camino pedregoso de unos 10 kilómetros desde el centro del municipio, donde para el censo de 2010 vivían 7,228 personas. En el trayecto hay comunidades rurales donde residen mineros, como Loma Clara y Loma del Cuatro. Hay casas de concreto, de diseño más citadino; otras de madera y zinc. Delatan que a unos les va económicamente mejor que a otros. –En El Valle el 80 por ciento (de la población) depende del ámbar y en Sabana de la Mar alrededor de 20 por ciento– dice Escobosa, quien tiene más de una década como minero y mantiene tres hijos con este trabajo. El año pasado su brigada, de siete socios, vendió un ámbar azul de dos libras y media por RD$800,000. El ámbar se formó a partir de una resina pegajosa, que se desprendió del tronco y ramas de árboles, y se endureció, atrapando en su interior materia vegetal y pequeños animales. Su primera etapa se llama copal. Aunque se le encuentra en diferentes partes del planeta, hay veinte regiones con la mayor cantidad para explotación, las más ricas actualmente son la báltica de Europa Oriental y Mediterránea, algunos estados de México y la República Dominicana. Investigadores estiman que la edad del criollo supera los 15 millones de años y se destaca por su calidad. Se cree que los taínos que poblaban la isla utilizaban piezas como adornos. Por su rareza, el ámbar azul es el más preciado. El color resalta por el reflejo traslúcido de la luz. Se afirma que solo se encuentra en la República Dominicana. Otras variantes con menos valor tienen tonalidades coñac, amarilla, roja, verde, negra o incolora. Dependiendo de su tamaño y peso, los mineros los identifican como ámbar (el de mejor calidad), marifinga (de mediana calidad) y trilla (de baja calidad). En la antigüedad, el polvo de esta resina se utilizó para tratar enfermedades estomacales y del oído, y el asma. También como materia prima para objetos religiosos y perfumes. Se puede quemar; su olor es parecido al del cedro. La película Jurassic Park (1993) generó un interés por los fósiles atrapados en fragmentos de ámbar. Fue en la zona norte de la República Dominicana donde se filmó una escena en la que en el interior de una mina encuentran un mosquito fosilizado, cuyo ADN se usó para experimentar con dinosaurios clonados. –Los fósiles que en ese tiempo se vendían a cinco pesos, se pusieron a 50, a 45, a 80 pesos, cada fósil, todo el mundo quería– recuerda el hacendado Ambiorix Mencía. En 2012 mineros de Los Cacaos encontraron un esqueleto fosilizado en ámbar de un mamífero llamado perezoso. Lo vendieron a un geólogo por RD$100,000. En el mismo conjunto de minas habían encontrado también una pieza de 1.5 onzas, amarilla, que contenía un escorpión. La vendieron a RD$110,000. Una hormiga fosilizada y otros insectos en una pieza de ámbar. (Diario Libre/Marvin del Cid) Mencía es el sexto de ocho hermanos que heredaron una de las minas más viejas de La Cumbre conocida como Los Bracho. La propiedad está entre Santiago y Puerto Plata, provincias consideradas como cunas del ámbar dominicano. En la carretera que conduce a las minas hay letreros en viviendas que dicen Amber Sale (venta de ámbar) que delatan que sus ocupantes viven de esta resina y, por el idioma, procuran también atraer turistas. Durante la dictadura de Rafael Trujillo (1930-1961), el presidente se adueñó de las tierras. Algunas personas extraían ámbar de forma clandestina, recuerda el profesor Pedro Mencía en su libro Historia de la extracción del ámbar en la provincia de Santiago. Posterior a la muerte del tirano, se repartieron los terrenos. En el que le tocó a la familia Mencía se encontraron yacimientos de ámbar entre 1996-1997. Comenzaron con la explotación, dándole empleo directo a 500 amberos. Anteriormente, entre 1970-1980, se marcó un periodo de auge minero, cuando se abrieron otras minas en Santiago, como las de Palo Quemado, Palo Alto y La Tosca. También conocidas son Los Higos, La Búcara, Cumbre de Palo Quemado y Los Cacaos. Además, en Puerto Plata están el Mamey-Los Hidalgos, Altamira, Juan Nina y Pescado Bobo. El profesor Mencía igualmente documenta que había extracciones en pequeña escala desde la primera intervención norteamericana (1916-1924), con la construcción de la Mansión en La Cumbre y la carretera Luperón. Los lugares citados están ubicados en la cordillera Septentrional. Su vocación principal era el cultivo del café, y en sus terrenos, de caminos rurales, los habitantes encontraron una oportunidad en la extracción de ámbar. En la Dirección General de Minería estiman que los beneficiarios directos pasan de los 2,000 e indirectos alrededor de los 5,000 -incluidas mujeres cocineras y también amberas-. Además, que el minado de esta resina es el motor de la economía que mueve la zona desde Palo Alto a Los Cacaos, en La Cumbre de Santiago. Dueños de minas en la zona norte también tienen inversiones en El Valle. En el este del país a las minas se accede de forma vertical y en el norte horizontal. A diferencia del terreno de El Valle, que es arenoso y arcilloso, el de la zona norte es mayormente rocoso. Las extracciones de tantos años en la propiedad de los Mencía hacen que la mina tenga la apariencia de un lugar arqueológico, enclavado en una roca, en la que se observan oscuros túneles donde brigadas de mineros entran agachados a picar para extraer ámbar. El afloramiento de la veta que contiene ámbar generalmente se encuentra en pendientes, carreteras, ríos, arroyos y cañadas. Los túneles se adentran hasta más de 60 metros de profundidad en la tierra. Esto suele generar un impacto ambiental. Por ejemplo, deforestación. Al cuestionar a Ambiorix Mencía al respecto, argumenta que su familia procura sembrar árboles en las zonas en que impactan. “Estamos organizando un mercado que es un mercado de facto, nadie tiene un título de ámbar, todas las explotaciones son ilegales”. Susana Gautreau–Hace unos cuatro meses tuvimos un conflicto con unos mineros que estaban removiendo un área para buscar ámbar en la ribera del río Gurabo– dice el titular de la Dirección General de Minería, Alexander Medina. –El punto del río es el punto más bajo en la cuenca y en ese punto más bajo es más fácil para el minero buscar la veta. Ellos querían llegar a la veta por ahí, Medio Ambiente se lo prohibió– agrega. Susana Gautreau, directora de Jurídica del Ministerio de Energía y Minas, indica que hasta abril pasado la institución había recibido 33 solicitudes de mineros para formalizarse, dentro de un programa que ejecuta el gobierno. –Y de esas 33, hay una gran cantidad que está dentro del sistema de Áreas Protegidas– observa la abogada. –Dentro del Sistema de Áreas Protegidas hay diferentes categorías de área, pero en general, ninguna casi, a excepción de dos, puede coexistir con la actividad minera. –¿Qué va a pasar ahí? –Nosotros estamos buscando una salida interinstitucional, pero en principio esas personas no podían tener la concesión, porque estamos organizando un mercado que es un mercado de facto, nadie tiene un título de ámbar, todas las explotaciones son ilegales. En los inicios de la extracción de ámbar, el precio era insignificante; una libra se vendía desde RD$3 hasta RD$20 a compradores extranjeros, sobre todo alemanes, recuerda el profesor Mencía en su libro. Pero, a partir de la última década del siglo pasado comenzó un periodo de bonanza con la entrada del mercado chino. Una onza de ámbar azul, por ejemplo, ha llegado a costar RD$100,000. De eso sabe Francisco Paulino, un hacendado de El Valle que llegó a tener 700 hombres empleados en 70 hoyos. En un tiempo sacaba hasta 1,000 libras a la semana. Aprovechó el repunte de la minería del ámbar para vender a inversionistas chinos una porción de su terreno en Siete Cañadas. El alcalde de El Valle, Félix Gutiérrez, confirmó que estos chinos no pagan impuestos por esas operaciones. –El presidente vino aquí a donde mi, dos veces, me ofreció 50 millones (de pesos) y yo no los quise coger. Ahora quieren que yo abra la mina, yo tengo 2,000 tareas más llenas de ámbar. Mire, eso es bregar con el diablo, es mejor usted bregar con el diablo y no con esa gente, con los amberos– se queja. El 14 de diciembre del 2014, el presidente Danilo Medina hizo una visita sorpresa a la zona de producción de ámbar en El Valle. Decidió apoyar con la tecnificación de la extracción, con financiamiento y con la ejecución de estudios geológicos para determinar zonas potenciales de existencia de ámbar. Además, dar soporte en el procesamiento y en la colocación en los puntos turísticos. Para esto autorizó la construcción de una escuela taller con fondos de Banca Solidaria y el Banreservas. Pero los mineros esperan por esas ayudas. Al menos hacen las diligencias de formalizarse ante el Ministerio de Energía y Minas, dentro de un programa que ejecuta la institución para regularizar la pequeña minería del ámbar que por años ha estado operando sin control. Escobosa, quien preside la Asociación de Mineros Los Exploradores Sabana de la Mar-El Valle, indica que ya 90 mineros enviaron sus datos a la institución de 163 miembros que tiene el gremio. Silvio Escobosa, presidente de la Asociación Dominicana de Extractores de Ámbar de El Valle (Adeambar), y su primo Andrés Escobosa. (Diario Libre/Dennis Rivera) En la dinámica de comercialización actual del ámbar interviene una cadena de intermediarios que comienza con el dueño del terreno, quien lo explota directamente (como ocurre mayormente en la zona norte), lo arrienda o vende una porción (principalmente en Hato Mayor). Hace un par de años, cuando la minería en El Valle tenía más apogeo, un hoyo se podía vender en RD$400,000. Quien compra o arrienda un hoyo es llamado patrocinador; para adecuarlo invierte entre RD$200,000, RD$500,000 y hasta RD$1,000,000. El patrocinador o el dueño dan empleo a los amberos que se constituyen en socios y se reparten las ganancias. Si los amberos pasan tiempo sin encontrar el material, tienden a endeudarse; cuando hallan, lo venden a su patrono. En ese intercambio surgen las quejas de un precio injusto o subestimado en la compra del ámbar azul, influido por los márgenes de ganancia, pues son inversionistas principalmente chinos quienes lo compran y fijan su valor. Las resinas de otros colores -que son las que más se encuentran- acaparan en menor medida la atención de los chinos, rusos, canadienses y de otras nacionalidades. Hay un público al que también le interesan las muestras que guardan fósiles en su interior. Una parte de la producción se queda en el espacio local o se guarda en almacén hasta que aparezca mercado. En la comercialización también se compite con las falsificaciones del material y la venta de los artículos en el exterior sin identificación de procedencia. –Los chinos, pudiéramos decir, compran alrededor del 90 por ciento del ámbar azul que se produce (en el país), la verde la adquieren de México, la amarilla del báltico– dice Divaris Cruz, un hacendado dueño de minas en La Cumbre y presidente de la Asociación para el Desarrollo del Ámbar. –Nosotros, por ejemplo, los dueños de minas, que tenemos mineros, tenemos que comprárselas toda (a los amberos) y eso se nos va quedando como un pasivo, e influye también en la rentabilidad y el costo– agrega. El Estado no se beneficia de la pequeña minería del ámbar porque al ser una explotación informal y artesanal, no hay concesiones, no paga impuestos y la manejan particulares, según confirman las autoridades. –Esto permite que capitales que nosotros no conocemos estén degradando las piedras en el mercado internacional– dice Gautreau, la directora Jurídica de Energía y Minas. Afirma que hay una competencia desleal, no se está sacando la proyección marca país, se vende una piedra por otra y no se está aprovechando a los artesanos. El Ministerio de Energía y Minas observa que inversionistas extranjeros realizan la compra de grandes cantidades de ámbar y larimar, siendo los que fijan el precio de estas sustancias nacionales. Además, que al no abastecerse correctamente la demanda local de ámbar, los artesanos tienen acceso a sustancias de poca calidad y a altos precios. En 2013, cuando hubo un repunte en la demanda de ámbar, el Centro de Exportación e Inversión de la República Dominicana (CEI-RD) registró que se exportaron de forma oficial a China 23 kilogramos de muestras de piedra ámbar sin elaborar por un valor de US$204,328.90 y a Taiwán 17 kilogramos por US$152,405, siendo estos los principales destinos. En menor medida, Estados Unidos y Alemania. En los años siguiente las exportaciones reportadas oficialmente fueron muy inferiores. –Esa piedra trabajada en China, llevada de aquí, se está vendiendo en Europa, se está vendiendo en Estados Unidos, hasta en Dubai, montada al lado de diamantes– dice Gautreau. En una búsqueda en las páginas web de ventas en línea amazon.com y alibaba.com se encuentran ofertas de ámbar dominicano. Los precios varían según el proveedor. Por ejemplo, bolas de ámbar azul se vendían entre US$70 y US$200 el gramo, significando que una onza superaría hasta más de US$1,983 (sobre los RD$94,000), si se toma el precio más barato. Mientras espera que una brigada salga de una mina en La Cumbre, Ambiorix Mencía se queja. –El precio real del ámbar todavía no ha llegado a los campesinos, a los mineros. No es como el oro que tiene su precio establecido y muchos minerales más que están reconocidos. Solamente con mencionarte lo que cuesta un viaje de China a República Dominicana, y quizás el negocio del ámbar se lo cubre y obtienen ganancias, ya por ahí puedes deducir que ellos le ganan bastante bien– puntualiza. Al preguntarle a patronos de Santiago cómo se podía contactar a los chinos para venderles ámbar, fueron evasivos y no precisaron a alguien en específico, a pesar de que tienen sus contactos. Respondieron que en la calle Del Sol, del centro de la ciudad, donde los orientales tienen negocios de otra índole, por ejemplo de arreglar las uñas, a su vez compran el material. Diario Libre hizo el intento de encontrar alguno. Un equipo fue a varios negocios de la referida vía comercial, pero los orientales encontrados aseguraron que no conocían el ámbar. Solo se pudo contactar en El Valle a un chino que trabaja para los inversionistas de ese municipio del este, y negó las acusaciones de manipulación de precios. Entrada a una mina del hacendado Divaris Cruz en La Cumbre. (Diario Libre/Marvin del Cid) Ámbar encontrado en una mina del hacendado Divaris Cruz en La Cumbre. (Diario Libre/Marvin del Cid) La comunidad china en el país es reservada. Uno de sus representantes, que prefirió no ser identificado, reconoció que el mercado en su país “está muy distorsionado” y apoya que el Estado trate de regularizarlo. –Pero recuerda una cosa, todo el mundo se queja, pero recuerda que aquí eso (el ámbar) no tenía valor, fueron los chinos que le dieron valor a eso. Antes usted vendía eso por 1,000 pesos, ahora lo vende hasta por 10,000 o 30,000 dólares, ¿y se están quejando? Los mineros deben entender que los precios varían dependiendo del comprador –dijo. Al preguntarle al titular de la Dirección General de Minería si el Gobierno estudia intervenir en los precios del ámbar, responde un tanto resignado: –Nosotros no tenemos la estructura, además es complicado. Si el Estado se mete a querer controlar los precios y la venta, eso crea mucha oportunidad de corrupción. Aun cuando sé que es injusto, sobre todo con el trato con el minero, no he querido impulsar una intervención por miedo a que quien yo nombre vaya allá, use su poder, entonces use el poder del Estado para beneficiarse. “Si el Estado se mete a querer controlar los precios y la venta, eso crea mucha oportunidad de corrupción. Aun cuando sé que es injusto, sobre todo con el trato con el minero”. Alexander MedinaComo medida para intervenir, el Ministerio de Energía y Minas emitió la resolución 047-2016 que regula la exportación de ámbar y larimar. Esta prohíbe la exportación de esos recursos en su estado concentrado y semiprocesado, es decir, se deben sacar del país procesadas para fomentar la contratación de mano de obra criolla y crear una cadena de suministro que comience local. Pero hay quienes la han evadido y logrado exportarlo en crudo. –Todavía es difícil porque no es un metal, es una piedra, y no puede ser detectado por los equipos detectores de metales y entonces es fácil sacarlo en una maleta, un bolsillo– dice Gautreau. La resolución ha encontrado oposición. Cruz indica que la Asociación para el Desarrollo del Ámbar presentó una petición para que se permita exportar también en crudo. La razón que cita es que no hay mercado local para comprar el ámbar azul y también porque el artesano chino querrá su pieza en bruto para hacer su diseño. –Esa normativa debe ser modificada porque los artesanos chinos que hacen dragones, budas y otras figuras muy significativas para ellos, no van a comprar el ámbar procesado. El artista determina cada pieza que va a hacer según la forma del ámbar– alega. A su juicio, el gobierno debe intervenir a nivel de promoción. –Hay buenos diseñadores de moda dominicanos; que las modelos en esos desfiles de moda lleven prendas de ámbar que mandan un meta-mensaje (...) Pudiera también, en sociedad con las universidades, hacer un centro de certificación de ámbar, que podamos vender un ámbar con denominación de origen y certificar a las empresas en China que lo que se les está mandando es ámbar. José de Ferrari, encargado de fomento a la artesanía en el Ministerio de Industria, Comercio y Mipymes, explica que a través del Instituto Dominicano para la Calidad (Indocal) se aprobó la norma 745 que establece un sello de calidad para los talleres que trabajan la joyería de ámbar y de larimar. Ahora está pendiente su aprobación por el Comité Dominicano para la Calidad (Codoca). En México, cuyo ámbar es preciado y donde también ha incursionado el capital chino en el negocio, el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial emitió en el año 2000 una declaración de protección a la denominación de origen “Ámbar de Chiapas” para proteger el material de la competencia desleal y las falsificaciones. En 2003 se publicó una norma que regula cómo se debe trabajar la resina, la obligatoriedad de métodos adecuados de extracción y el control de calidad. Una figura taína tallada en ámbar, exhibida en el Museo Mundo de Ámbar. (Diario Libre/Marvin del Cid) Un collar elaborado con piezas de ámbar se exhibe en la joyería del museo Mundo de Ámbar en la Ciudad Colonial. (Diario Libre/Danelis Sena) La Dirección General de Minería reporta que solo en El Valle se producen anualmente unas 26,000 libras de ámbar. La cantidad que reposa en las entrañas de la tierra dominicana es incierta. La institución estima que las excavaciones que se hacen en El Valle alcanzan una profundidad promedio de 10 metros, y solo se aprovecha el 10% del espesor total de la formación Yanigua, cuya potencia se ha estimado en 100 metros. Además, se han reportado presencia y extracción de ámbar en Yamasá y Sabana Grande de Boyá. Para determinar con qué cuenta el país en el este, la Dirección programa realizar un sondeo geológico en 20 kilómetros cuadrados, que aún no han sido explotados, para conocer mejor la formación Yanigua. La investigación tiene un presupuesto de RD$12 millones. Los hallazgos permitirán pautar métodos de explotación idóneos. –Esperamos encontrar nuevas zonas para explotación de ámbar– dice el titular de Minería. –El presidente quiere que más gente viva de eso. Mariela MejíaDiario Libre Link de la noticia: https://www.diariolibre.com/economia/el-precio-de-sacar-ambar-de-las-entranas-de-la-tierra-DF7214948